Autoridades municipales, delegaciones escolares, integrantes de instituciones locales y los vecinos festejaron un nuevo año del origen de Ministro Rivadavia, primer poblado del distrito, en la Plaza Eva Perón.

La ceremonia fue encabezada por el intendente Mariano Cascallares, acompañado por el diputado nacional Eduardo Fabiani, el delegado municipal Manuel Monteiro, concejales y funcionarios del distrito.

Cascallares agradeció la presencia de todos y subrayó las acciones y las obras que la gestión municipal viene desplegando para mejorar la calidad de vida de los habitantes de la zona, entre ellas la renovación y puesta en valor de la citada plaza, bendecida en la ocasión junto al busto de Evita, también restaurado para disfrute de la comunidad.

También el jefe comunal destacó la puesta en funcionamiento del jardín de infantes en la Escuela Nº 11, único establecimiento educativo rural del municipio; y la creación de un próximo establecimiento de educación inicial en la localidad; además de la escrituración del edificio adquirido por el municipio para que la ES Nº35 pueda cumplir sus funciones.

 El intendente recordó también las obras en el Polideportivo municipal, en especial las del techo del natatorio –en marcha- para disfrute de chicos y abuelos todo el año; y la renovación de la Granja Municipal, convertida en un espacio de encuentro para los vecinos, de enseñanza para los jóvenes y de comercialización para los productores de la zona.

 La Banda de la Escuela del Servicio Penitenciario de la Nación Doctor Juan José O’Connor dio marco y color a los festejos, encargada de interpretar el Himno Nacional Argentino y canciones populares que desataron aplausos y pasitos de los más avivados.

 En tanto, vecinos destacados de la localidad recibieron reconocimientos por parte de las autoridades, por su labor comunitaria, y despertaron los aplausos de los presentes. Se trató de los comerciantes Emilio Ruiz y Alfredo Balbín; la enfermera y primera manzanera del distrito, Rosa Russo; y el doctor y ciudadano ilustre de Almirante Brown, Miguel Ángel Gustincic.

El ballet folclórico “El Renacer” del club social y deportivo Parque Rivadavia dio fin al acto bailando zambas y chacareras; y los vecinos no se retiraron sin disfrutar una chocolatada caliente, fundida con la atmósfera tradicionalista del lugar.

 

Un poco de historia

 

Ministro Rivadavia es la localidad más antigua del partido de Almirante Brown. Se calcula que los primeros pobladores se afincaron alrededor de 1830. Existía entonces un apeadero cuando se marchaba al interior, donde se había establecido una posta y una ermita dedicada a Nuestra Señora del Tránsito. Este paraje era también conocido como Monte Chingolo. Después de la batalla de caseros, dos oficiales de las huestes rosistas se afincaron en la región: Francisco Páez y Lucas Barbosa; también se instaló Bernardo Iturralde, de oficio panadero, que ocupó el antiguo edificio de la posta.

En 1873 una comisión de vecinos inició los trabajos para la construcción de un templo que ocupara el lugar del primitivo oratorio. El 7 de noviembre de 1874 se creaba entonces la Capellanía Vicaria de Nuestra Señora del Tránsito, dependiente del Arzobispado de Buenos Aires.

Una vieja disputa se remonta a la fecha de la creación del partido, cuando los vecinos propusieron  a Ministro Rivadavia como pueblo cabecera, en lugar de Adrogué, propuesta desestimada por la gobernación en virtud de no ser esta una localidad por donde pasara el ferrocarril y que, para la época, se encontraba aislada del resto del distrito.

El nombre de Monte Chingolo fue cambiado por el de Ministro Rivadavia, en homenaje a Martín Rivadavia, nieto de Bernardino Rivadavia, que fue ministro de Marina.

Pese a mantener su fisonomía de pueblo de campo, Ministro Rivadavia crece constantemente al ritmo de los nuevos tiempos.​